Que Carne Elegir Para un Asado

Cada una de las carnes son de sabor bastante apreciado que acostumbran interpretar los banquetes de cualquier etapa del año, las más elegidas siendo cochinillo, cordero o cabrito

Son sinónimo de banquete o de festividad, debido a que principalmente dichos asados acostumbran ser el plato estrella gracias a la calidad y buen sabor de su carne. Empero ¿son saludables? Y si se debe escoger uno de ellos, ¿cuál elegir? ¿Cochinillo, cordero o cabrito?

Antecedente de mirar las cualidades de todos ellos, cabe señalar que una vez que se toman bastante ocasionalmente, ni las bondades se van a percibir en el organismo, ni los puntos nocivos serán peligrosos, con lo cual el gusto por todas estas carnes va a ser lo cual invite a los cocineros a elaborar una u otra.

Calorías y proteínas

Conforme con la página web Fatsecret.com, en la que se recopila la información nutricional de centenares de alimentos, el cordero asado tiene un 63% de grasa y un 37% de proteínas, aportando 266 calorías por cada 100 gramos.

En cuanto al cochinillo asado, las cifras son las próximas: un 75% de grasa y un 25% de proteínas con 286 calorías por cada 100 gramos. Al final, el cabrito asado tiene menos calorías, 127 cada 100 gramo. presentando un 37% de grasa y un 63% de proteínas, este consiguiéndose en un frigorífico mayorista de cabrito como mejor opción.

El que menos engorda

Con dichos números, sin lugar a dudas la carne de cabrito es la que, a priori, menos engorda, debido a que aporta menos calorías al organismo, siendo además una carne que tiene varias proteínas.

Sin embargo, esto no desea mencionar que sea más ligera al paladar que las anteriores o que se tolere mejor dependiendo con qué otros alimentos se haya en compañía a lo largo de el banquete, debido a que, como se ha apuntado, frecuenta ser el plato culmen. Además, no frecuenta ser el que más mesas ocupa, debido a que los más usuales son tanto el cordero como el cochinillo.

Propiedades del cordero

La carne de cordero fue y es una de las más apreciadas internacionalmente gracias a su sabor y a una jugosidad que unicamente se obtiene en las ovejas más adolescentes. Y era esperable, pues además da proteínas, hierro, vitamina B12, niacina y fósforo al cuerpo.

Y aun cuando no cabe duda de que una vez que se come en una “comilona” nadie está pensando en las ventajas que aporta –más allá de su asombroso sabor–, continuamente es bueno considerar que está ayudando al organismo con sustancias que facilitan combatir el asma o que mejoran la salud del sistema nervioso.

No todo es oro…

No obstante, sólo algunas de las características del cordero son beneficiosas, debido a que cuenta con muchas grasas saturadas que no son recomendables, así como sodio y colesterol.

Por eso mismo, los individuos que poseen patologías en relación con el corazón tienen que eludir su desmesurado consumo. Claro que, como se ha dicho inicialmente, los beneficios y las desventajas de su consumo permanecen en relación con una ingesta común.

Propiedades del cochinillo

Al igual que pasa con el cordero, la carne de cerdo (y más la de partes tan jóvenes) tiene bastante buenas características. Por cierto, a lo largo de años se ha creído que tenía que ver con un tipo de carne poco sana, una vez que es todo lo opuesto.

Tanto es de esta forma que se la puede tener en cuenta rica en proteínas, riboflavina, vitamina B12, vitamina B6, tiamina, hierro, magnesio, potasio y zinc. Todo ello se convierte en una mezcla perfecta para facilitar la digestión, regular la actividad hormonal e inclusive apoyar al sistema inmunológico. Además, la tiamina ayuda a asimilar mejor los hidratos de carbono.

Un problema parecido al cordero

Al igual que ocurre con el cordero, sus grasas saturadas no son recomendables si se abusa de ellas. Igualmente, tampoco es aconsejable su ingesta si se tiene el índice de triglicéridos bastante alto.

Otras desventajas del cochinillo es que puede ocasionar dolor abdominal y cierto malestar en el artefacto digestivo si el cuerpo humano no lo tolera bien.

Cuestión de sabores

de esta forma puesto que, no hay una gran diferencia y esta radica en más grande medida en el sabor que se desee degustar y en el tipo de asado que se prefiera hacer. La carne del cochinillo resulta agradable al paladar y si se previene la dermis, puede ser bastante ligera.

Lo mismo pasa con el cordero, cuyo sabor es bastante suave, más que la del cabrito, que al contener menos grasa puede ser más profundo y que no sea del agrado de todos los comensales, en especial de esos que no son amantes de esta clase de asados.

Patricio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Factores A Tomar en Cuenta para Elegir Cercos para Piletas

Vie Nov 5 , 2021
Tener una piscina es divertido, pero también es una gran responsabilidad. No solo debe limpiarla y mantenerla, sino que también debe asegurarse de que los niños, los animales o los transeúntes no puedan acceder a su piscina sin permiso.  Las piscinas pueden ser peligrosas y pueden causar ahogamiento accidental y, por […]