Lo mejor de la cocina argentina por provincia

Una buena manera de conocer un país es por medio de su gastronomía. Desde el asado, pasando por el locro y los guisos hasta la centolla y el cordero patagónico. Sin olvidar las empanadas ni los postres: el flan con el dulce de leche, los alfajores, la batata y dulce…

Cada región del país tiene una cocina tradicional que le es propia y define su cultura…

Y cada una de ellas, en grupo, una muestra acabada de lo variado que se puede comer en nuestro país.

¡Si estás interesado en acceder a una carrera de chef, podés apuntarte a la carrera de chef profesional de Escuela Gourmet Online!

La gastronomía del centro de Argentina

La Región Central y Pampeana

La Región Central y Pampeana incluye a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, centro y sur de Santa Fé, La Pampa, además de dos tercios de Entre Ríos y la Ciudad de Buenos Aires. En esta región del país las recetas de cocina permanecen poderosamente influenciadas por la cocina de Europa. Por consiguiente, además del asado, aquí es simple descubrir sitios en los cuales degustar los mejores platos provenientes de Italia y España: milanesas, pizzas, pastas, guisos, entre varios otros.

Referente a las pizzas, hay que dejar en claro que la receta local no se parece en nada a la itlaiana. Mientras en Europa se cocinan con menos levadura (haciendo que sean muchísimo más finas), en nuestra región son gruesas y en muchas ocasiones rellenas. Relacionadas con las pastas, en esta región de la Argentina (y en términos generales, también en el resto del país) además de las clásicas (como tallarines y ñoquis), es usual el consumo de pastas rellenas.

En el centro del territorio también se concentra la producción porcina, lo cual provoca que esta región además sea la ideal para probar embutidos y fiambres. No por nada, Tandil, en la Provincia de Buenos Aires, es reconocida como uno de los mejores lugares de todo el país para degustar una tradicional picada argentina.

Los platos estrella de la zona

Si en Capital Federal y Provincia de Buenos Aires, el asado es el gran protagonista y se lleva todos los aplausos de los turistas, en el resto de las provincias del área hay otras especialidades menos conocidas pero igual de deliciosas.

Tomando un ejemplo, en Santa Fé, el sábalo es una de las grandes estrellas. Este pescado típico se puede guisar tanto frito, como a la parrilla o a la plancha y se come con diferentes acompañamientos. En la provincia de Córdoba, las empanadas son las mejores representantes de la cocina tradicional. Pero, y a diferencia de las recetas del resto del país, en este sitio se cocinan con azúcar.

La gastronomía del norte de la Argentina

En las provincias del Norte, la cocina clásica da un giro de 180 grados. En las recetas de esta zona la predominación aborigen se hace sentir, por el momento no solo en las preparaciones sino que también en los condimentos que se emplean en el momento de prepararlas.

Los que lleguen hasta este sitio del país, no debe dejar de probar las especialidades más conocidas: el asado, las empanadas, el locro y los tamales.

No obstante, esta zona además cuenta con platos menos conocidos aunque igual de deliciosos y tradicionales. Por ejemplo, en San Salvador de Jujuy la Calapurca -una sopa de maíz a la que también se le puede añadir carne- es una de las especialidades. Referente a los postres, la pluralidad es igual de interesante y son los quesos artesanales de cabra y el anchi los que se llevan todos los aplausos.

En Salta, de nuevo se hallan los platos con predominación andina, pero con ciertas variaciones y recetas diferentes. En esta provincia, por ejemplo, no se debe dejar de probar 2 de los mejores platos más clásicos del norte argentino: el tulpo charquiy el charquisillón picante.

La parte dulce además se hace desear en esta provincia. En el momento del postre, convendrá solicitar varias de las opciones más celebradas: el dulce de cuaresmillo, las empanadas dulces, la leche planchada o el quesillo con miel de caña.

Tanto en Salta como Jujuy, la producción de vinos es de lo más interesante. Por esto, no debería asombrar que quienes lleguen hasta este punto del país continuamente acompañen la especialidades del sitio con esta bebida ancestral.

Aun cuando con menor prensa que la de sus vecinas, la gastronomía de Catamarca es otra de las mejores representantes de la cocina tradicional de Argentina. Aquí, ciertos de los platos habituales del país vuelven a hacerse presente, aunque con una impronta propia. Locro, tamales, tortillas, tuplo y matambre son tan solo varias de las recetas que los cocineros argentinos le han pedido prestado a esta provincia del territorio.

La gastronomía del Litoral argentino

Esta parte de la Argentina también tiene su propio recorrido gastronómico. Las provincias comprendidas en esta región integran a Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Formosa, Chaco y Santa Fé y cada una de ellas poseen algo que aportarle a la cocina tradicional del territorio.

Aquí, habrá que esperarse recetas influenciadas por la cocina guaraní. El pescado está bastante presente en las preparaciones, y es por ello que los amantes de este tipo de platos no deberían privarse de dar una vuelta por esta región.

También la sopa de Paraguay (o su versión correntina) y el chipá para escoltar el tereré (el mate frío que se toma en este sitio del país) son varias de las especialidades.

Respecto a las frutas tropicales, se debe nombrar que esta región las tiene y de una diversidad increíble. Mango, guayaba, maracuyá y papaya son varias de las más consumidas por los locales.

En el momento del postre, el dulce típico del área es la raspadura (realizado con caña de azúcar).

La gastronomía del sur de la Argentina

Así como hay turistas que llegan hasta Buenos Aires sólo para probar el asado, son bastantes los que arriban a la Patagonia argentina ansiosos por probar su cordero.

Pero la cocina tradicional de esta zona no puede limitarse a esta clase de carne…En la parte sur del territorio hay platos clásicos de sobra.

Comenzando por el curanto, una comida que se caracteriza por ser cocinada bajo tierra. Esta técnica -proveniente de Chile que los pobladores de Colonia Suiza adoptaron- posibilita guisar carne, pollo y toda clase de vegetales y hortalizas de una forma distinta y más que sabrosa.

Para los que prefieran el pescado, en la Patagonia además encontrarán diferentes opciones en los menúes. Por ejemplo, la trucha y la centolla fueguina son 2 de las imbatibles. Sobre la parte dulce, la torta galesa es una de las favoritas de los locales y turistas.

Patricio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada siguiente

Los mejores dispositivos tecnológicos para niños en 2021

Mié Nov 10 , 2021
Desde robots hasta drones, desde cámaras para niños hasta tecnología portátil, estos son los mejores juguetes y dispositivos electrónicos para 2021.  Es noviembre, lo que significa que muchos niños están comenzando a redactar sus cartas a Santa para el año … y junto con los juguetes, juegos y calcetines habituales, […]